JUAN RUIZ (ARCIPRESTE DE HITA):

LIBRO DE BUEN AMOR:

Volver a SPAN 4153

       Juan Ruiz (¿1283-1350?), Arcipreste [Eng. archpriest] de Hita, es el escritor de mayor personalidad y el más importante de la literatura española medieval.  Como arcipreste, tenía responsabilidad por 21 curatos o parroquias (parishes) y tendría que saber derecho canónico (canon [Church] law [que venía del derecho romano), y ser licenciado universitario. 
       Don Juan Manuel escribe en prosa, con un estilo conciso, elegante, y claro.  Su humor es señorial, nunca escabroso (harsh, risqué).  Su propósito es didáctico o moralizante.  Juan Ruiz, al contrario, escribe en verso, usa distintos metros, su estilo es exuberante, con un vocabulario muy extenso.  Tiene un gran sentido del humor.  Y su propósito no es claro.  Los críticos se han preguntado si escribe para moralizar o para dar placer.  En algunos pasajes del libro parece que simplemente se divierte, y en otros moraliza.  Para G. B. Gybbon-Monypenny (1988), LBA es una obra ecléctica, ambigua y esencialmente literaria, una autobiografía imaginaria, alegórica, paródica, ficticia, escrita para monjes (los nobles leerían épicas, historias, cuentos, o libros de caza o sapientales, y el resto de la población era analfabeta) por no estar escrita en prosa (como la historia o los cuentos, que tenían importancia política o didáctica y que sólo los nobles leerían), similar a Frauendienst (Servicio de damas) [1255] de Ulrich von Lichtenstein (Murau, Austria: 1200-1278), una autobiografía erótica de su tiempo, de estructura flexible, evolutiva, y abierta, que permite digresiones, sustituciones, modificaciones y comentarios por el autor, obra para ser oída más que leída (por eso la forma).  También había literatura erótica francesa en los siglos XIII y XIV.  Según Monypenny, no hay ningún elemento heterodoxo en la obra, ni ningún ataque hacia la doctrina de la Iglesia sobre la moralidad sexual (cf. 217-372, 1579-1605). 
       «Juan Ruiz» nació en Alcalá de Henares, donde nació Cervantes también.  Estudió en Toledo y fue clérigo.  Toda la información que tenemos de él se basa en lo que dice en su libro.  Toledo había sido reconquistada hacía 200 años pero seguía siendo una ciudad de gran influencia oriental, sobre todo mudéjar y judía.  Juan Ruiz parece haber sido puesto en una prisión eclesiástica (pero Salvatorre Battaglia, Leo Spitzer, Félix Lecoy, María Rosa Lida de Malkiel, Otis H. Green y otros críticos dudan si es verdad [es la cárcel del pecado]; para otros como Menéndez Pidal, Wilhelm Kellermann, Dámaso Alonso, Rafael Lapesa, y Joan Corominas, es una cárcel auténtica).  Vivió en Hita, una provincia de Guadalajara (en Castilla-La Mancha), donde fue arcipreste.  Para 1351 ya no era arcipreste. 
       El libro está escrito en forma autobiográfica, pero no es necesariamente una autobiografía.  Juan Ruiz fue hombre de gran humor, jovial, amigo de burlas, pero ni su risa ni sus burlas son amargas.  Hay aspectos de sátira eclesiástica.  Pero también hay plegarias (prayers) emocionadas y sinceras a la Virgen o a Cristo.  La estructura del libro es exuberante, desbordante.  Hay de todo: oraciones, fábulas, digresiones morales, alegorías, sátiras, elogios, ataques, burlas.  El único hilo conductor son las diversas aventuras que tiene el protagonista del relato novelesco.  Casi todas estas aventuras son amorosas, 15 en total, y la mayor parte terminan en fracaso.  Se supone que hay elementos goliardescos (Carmina Burana) [poesía satírica medieval del siglo XIII] y de Walter Map o el Inglés en este tipo de libro como: una apreciación hedonística del mundo, sobre todo de los dados (dice), la taberna, y el amor sensual, erudición escolástica y clásica, multitud de pensamientos relacionados al amor o al apetito amoroso, sátiras contra el clero, parodia de los rezos clericales (e.g., de las horas canónicas), las propiedades del dinero, y el deleite del choque entre lo religioso y lo profano, lo serio y lo burlesco, el «buen amor» (el amor de Dios) y el «loco amor» (el deseo sexual) y el uso métrico que era típico de la poesía de clerecía
       Desde el punto de vista métrico, el metro más usado es el de quaderna vía, propio del mester de clerecía, de 14 sílabas (cuartetas monorrimas consonantes de versos tetradecasílabos con cesura en los hemistiquios).  Pero el Arcipreste cambia frecuentemente el ritmo de las cuartetas, haciéndolas de 16 sílabas, e incluye una variedad de estrofas de versos cortos y largos que dan variedad y agilidad métrica al libro.  Se deja llevar más por el oído y por el ritmo del verso que por la vista, a costa de la cuenta exacta de las sílabas. 
       Las fuentes del libro son variadas (Felix Lecoy, Recherches sur le Libro de buen amor, 1938): clásicas, latinas, medievales, árabes y francesas, pero todas estas fuentes han sido cambiadas por la personalidad literaria y humana del arcipreste. 
       ¿Qué piensan los críticos?  Amador de los Ríos (1863) piensa que Juan Ruiz es un clérigo moralista y ejemplar.  Menéndez y Pelayo (1944) piensa que es un hombre corrupto de la época.  Menéndez Pidal piensa que Juan Ruiz  moraliza para encubrir su propia vida licenciosa.  Claudio Sánchez Albornoz, historiador arabista, piensa que es un sacerdote hipócrita y cínico.  Américo Castro (1952) piensa que LBA es un libro didáctico.  Leo Spitzer y Rosa Lida de Malquiel están de acuerdo.  Según Leo Spitzer, Juan Ruiz muestra su propia vida como un ejemplo de pecado que uno debe rechazar.  Anthony Zahareas (1965) opina que LBA es un libro didáctico con intenciones artísticas, no disimilar del Decamerón de Boccaccio de años próximos al Libro de buen amor.  Lo cierto es que la obra de Juan Ruiz es una fiel expresión de aquel nuevo espíritu pagano que en el siglo XIV comenzaba a manifestarse, anticipando el Renacimiento.  Otis Green opina que la obra es amba didáctica y cómica y que es un tipo de juglaría sagrada.  Un tal Jorge Guzmán (1973) piensa que es una advertencia para las mujeres para que se guarden de terceras y de la supuesta buena voluntad de los hombres.  Bertini piensa que es una sátira despiadada contra la corrupción clerical de su tiempo. 
       El poema tiene 1.709 estrofas de carácter misceláneo: Según Menéndez y Pelayo, es una novela picaresca de forma autobiográfica cuyo protagonista es el propio autor, una copiosa colección de fábulas de origen oriental, una serie de digresiones morales, ascéticas, y satíricas, como la censura contra los pecados capitales, una glosa del Ars Amandi (Art of Love) de Ovidio y del Pamphilus (una comedia latina del siglo XII), del que toma el episodio de don Melón y doña Endrina; una serie de episodios alegóricos (batalla de Cuaresma y don Carnal, derivado de la Bataille de Caresme et de Carnage, poema francés del siglo XIII), y finalmente, una serie de composiciones líricas.  Juan Ruiz es para España lo que Chaucer y Boccaccio son para Inglaterra e Italia, la gran trinidad de escritores del siglo XIV en Europa. 
       Ediciones: LBA fue desconocido durante el Siglo de Oro hasta 1790, cuando fue publicado por primera vez por Tomás Antonio Sánchez, sigiendo el MS G: 

  • Ed. de Julio Cejador y Frauca.  Madrid: Clásicos Castellanos. 2 vols., 1913. 
  • Ed. de María Brey.  Odres Nuevos.  1954. 
  • Ed. y traducción de Raymond S. Willis.  Princeton, 1972.  Etc.
     Códices: 
Librodebuenamor
  • S =  Salamanca (principios del siglo XV)
  • G = Gayoso (apostilla dice que el libro fue acabado el 23 de julio de 1389; la letra es de finales del siglo XIV), y 
  • T = Toledo (letra de fines del siglo XIV).
Instructor:
A. Robert Lauer

arlauer@ou.edu

Volver a SPAN 4153

Última actualización:
12 de septiembre de 2013