Capítulo 1.  «España prehistórica»
Creación de
A. Robert Lauer
arlauer@ou.edu
Notas basadas el la 4a. ed. de 
Civilización y cultura de España de Vicente Cantarino
SPAN 4313



LOS PRIMEROS HABITANTES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA:


Toro 
(Cuevas de Altamira)

25.000 años a. C. [antes de Cristo]:  La primera especie protohumana que ocupa la Península ibérica es la del Neanderthal durante la época llamada el Paleolítico (época de piedra tallada).  Los neanderthales eran nómadas y vivían a lo largo de la zona francocantábrica (al norte de España).  No formaron grupos permanentes aunque solían residir cerca de los ríos.  La caza y la pesca eran importantes para ellos, así como la recolección de frutas silvestres.  Conocían el fuego.  También tallaban piedras que les sevían como instrumentos de caza. y armas de guerra.  Posteriormente, otro grupo llamado capsiense, que provenía de África, ocupó el sur y el sureste de la Península.  Éstos tenían una organización social más avanzada y se destacaba entre ellos el caudillo de guerra.  El arte rupestre (dibujos sobre rocas) de la región cantábrica es de hace 10.000 años.  Se pueden ver en las cuevas de Altamira (en Santander) figuras de bisontes, mamuts, osos y renos de gran realismo.  En la región levantina (el Levante), se encuentran pinturas activas de escenas de guerra y de caza de hace 5.000 años.  Estos dibujos se encuentran en Cogul (Lérida), Teruel y Alpera (Albacete).
 
 


Reconstrucción suiza (2001) de un niño neanderthal

Reconstrucción de un niño neanderthal de Elisabeth Daynes, París

1.500 a. C.: Los vascones o vascos: Vivían en las montañas, alejados y aislados de otras tribus hispanas.  En el siglo III a. C. se agruparon en lo que hoy es La Rioja, Navarra, el País Vasco, Aragón y Francia y a lo largo del río Ebro.  Eran de carácter belicoso.  El vasco es el heredero actual del ibero.
 


Vascones

Vasca moderna

1.500 a. C:  Los iberos:  Los iberos eran originalmente del norte de África y se extendieron por el sur y el este de la Península.  Los griegos fueron quienes los llamaron «iberos» por tener sus poblaciones alrededor del río Ebro (Iber).  Eran hospitalarios y leales, así como temibles como soldados y de carácter indomable e independiente.  Usaban puñales, dardos y lanzas, así como pequeños escudos redondos para protegerse en los combates.  Vivían en tribus y su economía era principalmente agraria.  También tenían un alto nivel artístico, sobre todo respecto a la escultura (de toros, esfinges y seres humanos).  Demuestran una clara influencia griega en su arte (simetría, perfección de forma, realismo).  Se aliaron con los cartagineses y después con los romanos.  Sus obras artísticas más importantes son los Toros de Guisando, la Bicha de Balazote (un minotauro), la Esfinge de Agost (en Alicante) y La Dama de Elche.

Los Iberos:

Guerrero ibero
Siglo V a.C
Museo de Jaén

Dama de Elche
Siglo IV a.C
Encontrada en La Alcudia, Alicante, 1897
Museo Nacional Arqueológico de Madrid

Los toros de Guisando (Ávila)

La Bicha de Balazote
(Albacete)

La Esfinge de Agost (en Alicante)

1.000 a. de C.: Los celtas:  Los celtas vienen originalmente del norte de Europa.  Cruzaron los Pirineos y ocuparon la Meseta castellana y lo que hoy es Galicia y Portugal.  Son los originales lusitanos o portugueses.  Eran pastores y agricultores, así como pescadores y cazadores.  Tenían una industria de cerámica y de tejidos y también usaban metales.  Eran individuos belicosos que practicaban es sitema de guerrillas y emboscadas.  Nunca fueron dominados completamente por los superiores ejércitos romanos.  No crearon naciones.  Hacia el siglo V a. C., varios grupos de iberos fueron expulsados de Francia por los galos y tuvieron que enfrentarse con los celtas, a quienes lograron dominar.  Hecha la paz entre los dos grupos, y a causa de matrimonios mixtos, se creó una nueva «nación» llamada Celtiberia, nombre dado a los grupos mixtos de iberos y celtas, o celtíberos.  Se organizaron en grandes tribus y se gobernaban por medio de asambleas del pueblo o jefes militares.  Eran muy independientes y belicosos.  La ciudad más famosa de los celtíberos es Numancia (cerca de Soria), que luchó hasta la muerte total de todos los numantinos (en 134 a. C.) en lugar de entregarse vivos a Roma.


Soldados celtas

600 a. de C.:  Los tartesios:  Son un pueblo del norte de África que se agruparon en la desembocadura del río Guadalquivir, al suroeste de España, y después en Murcia y Andalucía.  Se dedicaban a la agricultura y a la ganadería.  Pastaban rebaños de toros y cultivaban trigo, uvas y aceitunas.  Eran hábiles navegantes.  También minaban cobre.  Fueron dominados por los fenicios.


Soldado tartesio en bronce (Córdoba)

LOS PUEBLOS COLONIZADORES:

1.100 a. C.:  Los fenicios: Los fenicios venían de Tiro y llegaron a la costa atlántica de la Penínusla donde establecieron la colonia de Gádir (Cádiz), junto a la ciudad de Tartessos, que después dominaron.  La nueva colonia prosperó económicamente, haciéndose un gran centro mercantil.  Otras colonias se establecieron en Onoba (Huelva) y Málaca (Málaga).  La atracción principal de estas tierras para los fenicios era su riqueza mineral (oro, plata y cobre).  Establecieron también una industria pesquera (de atún) y la fabricación de sal (para el pescado).

Los fenicios:



Fenicios
Los fenicios y el mar
Un fenicio (Museo de Louvre, París, Francia)

600 a. C.:  Los griegos:  Los griegos llegaron a la Península ibérica por la misma razón que los fenicios, atraídos por la riqueza de sus metales.  Fundaron varias colonias a lo largo de la costa este y sur del Mediterráneo.  En 600 a.C. fundaron Massalia (Marsella) en la costa mediterránea francesa, que se convirtió en el centro del comercio griego de toda esa región.  Establecieron también colonias en Emporion (Ampurias), Kallipolis (cerca de Tarragona) y Akra Leute (Alicante).  Los griegos tenían un alto sentido estético.  Tenían gran interés en esculutra, cerámica y joyería.  Cuando los griegos se enfrentaron con sus competidores, los cartagineses, se aliaron con Roma.


Mainake > Málaga

500 a C.: Los cartagineses:  Al ser atacada la ciudad de Tiro por los asirios en el año 754 a. C., el poderío de esta ciudad disminuyó y Cartago, su colonia más fuerte y próspera, se convirtió en heredera del poderío económico de los fenicios.  Los cartagineses mantuvieron la organización de las antiguas colonias fenicias, aunque impusieron una mayor dependencia en Cartago, cuyo gobierno estaba dominado por una aristocracia mercantil.  En el año 540 a.C., los cartagineses derrotaron a los griegos en Aleria (Córcega) y se adueñaron de la navegación del Mediterráneo.  En el año 500 conquistaron Tartessos y extendieron su dominio por todo el sur de la Península.  Los cartagineses también explotaron metales y prosperaron económicamente más que los antiguos fenicios.  Establecieron nuevas colonias en la Península como Carthago Nova (Cartagena), ciudad de gran valor estratégico y militar.  Los cartagineses también mantuvieron con las tribus iberas y celtíberas unas relaciones de relativa amistad. 


Los cartagineses y su imperio

Un ejército cartaginés




 


Página creada el
14 de enero de 2004 por
A. Robert Lauer

arlauer@ou.edu
 Última actualización:
1º de octubre de 2006