Capítulo 12.  «Fin de siglo: La Belle époque».
Creación de 
A. Robert Lauer
arlauer@ou.edu
Notas basadas el la 4a. ed. de 
Civilización y cultura de España de Vicente Cantarino


SPAN 4313


La Belle époque:

La Belle époque (1870-1914) es el período de fin de siglo en Europa caracterizado por optimismo, satisfacción, elegancia y refinamiento. También es un período de mezcla de clases sociales (la aristocracia, la burguesía y el proletariado).  Se pensaba que la ciencia iba a resolver los problemas del mundo.  Se inventa el automóvil, el neumático, el avión, el submarino, la lámpara eléctrica, el cinematógrafo, la radio y la radioactividad.  Es también el período del apogeo del imperialismo europeo en Asia y África.  La burguesía se enriquece y el proletariado gana satisfacciones sociales y económicas.  Es también la época del inconsciente, descubierto por Sigmund Freud (1856-1939), hecho que influirá en las artes y ciencias del siglo XX.  Es también el período de música como el vals austríaco (de Johann Strauss), la ópera (Massenet, Puccini), el ballet ruso (Tchaykovsky), la opereta (Johann Strauss y Franz Lehár), la mazurca, el cancán y los espectáculos musicales populares del Moulin Rouge. Europa era el centro de la civilización humana y las grandes ciudades eran Berlín, Londres, Viena y, sobre todo, París.  Este mundo acabará súbitamente con la Primera Guerra Mundial (1914-1918).
 

Sigismund Schlomo Freud (1856-1939)

Cartel de Henri de Toulouse-Lautrec

Giacomo Puccini (1858-1924)

Movimientos artísticos:

Ver también EL SIGLO XX <-- teclear el enlace

Aubrey Beardsley, cartel para Das Rheingold, ópera de Richard Wagner (1896)

En pintura se trata de captar la impresión del momento, creando así el impresionismo.  Para los impresionistas la naturaleza no tiene colores específicos ni formas fijas, sólo masas de color que cambian según la luz que reciben.  Los impresionistas prefieren pintar al aire libre, sin mezclar los colores en la paleta.  Los impresionistas más importantes son Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), Edgar Degas (1847-1917) y Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901).  Otro movimiento artístico es el fauvismo, que interpreta la realidad con un colorido brillante y salvaje como en el caso de Henri Matisse (1869-1954). Otro movimiento es el de los simbolistas, quienes buscan en el color y la forma la expresión de sentimientos, sueños y una realidad sublimada, como en el caso de Paul Gauguin (1848-1903), o un mundo distorsionado, irreal o alegórico, como en el caso de Odilon Redon (1840-1916).  Al final de la época se ve la realidad en forma abstracta y deformada, como en el cubismo (1908), o se busca dinamismo y movimiento como en el futurismo (1910), o irracionalidad y destrucción como en el caso del dadaísmo (1916) o el surrealismo. En arquitectura se impone el nuevo estilo, art nouveau o arte moderno, con exceso de líneas extendidas, sinuosas, con curvas y rizos, con abundancia de flores, figuras humanas sensuales y lánguidas, y, como tema central arquitectónico, la cabeza de una mujer con pelo largo y rodeada de flores (ver Antonio Gaudí en España).  Hay también un interés en el exotismo, sobre todo del arte japonés (e.g. Aubrey Beardsley [1872-1898]).  En escultura hay un realismo duro e impresionista (ver El pensador de Auguste Rodin [1840-1917]) o un simbolismo audaz y sensual (ver El beso).  En Alemania sobresale Adolf Hildebrand (1847-1921); en Inglaterra Henri Gaudier-Brzeska (1891-1915).  En literatura  se ve una reacción contra el realismo, creándose el Parnasianismo y después el simbolismo, donde se expresa lo que el alma siente en un nivel psíquico (Paul Verlaine, Stéphane Mallarmé, Paul Claudel, Paul Valéry).  La novela moderna (francesa) se vuelve más introspectiva y psicológica (Marcel Proust [1873-1923]).  España también se vuelve en el país romántico por excelencia y sirve de inspiración a múltiples europeos: Prosper Mérmimée escribe la novela CarmenEdouard Manet pinta toreros o gitanos tocando la guitarra.  Jorge Bizet (1836-1875) compone la ópera CarmenEduardo Lalo (1823-1892) compone una Sinfonía españolaEmmanuel Chabrier (1841-1894) compone su rapsodia España. Hugo Wolf (1860-1903) compone canciones españolas.  Nicolás Rimsky-Korsakoff (1844-1908) compone su Capricho español. Claude Debussy compone IberiaMaurice Ravel compone su Rapsodia española. También hay bailarinas españolas como la española María Medina, la vienesa Fanny Essler y la irlandesa Lola Montes.


Fanny Essler

Carmen

Lola Montes 
La literatura:

La literatura modernista en España es una de reacción contra la naturaleza y contra la burguesía.  Es por lo tanto una literatura elitista.  Desea apartarse del vulgo y de los valores burgueses, creando mundos vagos, refinados, coloridos, exóticos (orientales), escapistas, idealistas, de ensueño, aristocráticos, bellos, sensuales y de fusión de los géneros artísticos, sobre todo la poesía y la música.  El máximo representante del Modernismo en el mundo hispano es el nicaragüense Rubén Darío (1867-1916), influenciado por Paul Verlaine y los parnasianos y simbolistas franceses.  Su obra de poesía llamada Azul (1888) causó gran sensación en España. Sólo en Cantos de vida y esperanza (1905) empieza Rubén Darío a preocuparse por cuestiones sociales, morales y religiosas.  Aunque Gabriel Miró (1879-1930) es un novelista modernista cuya prosa es densa y de gran colorido, la novela española sigue la vertiente realista con Armando Palacio Valdés (1853-1938); y la naturalista con el valenciano Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928), republicano anticlerical y socialista radical y revolucionario.  Su naturalismo es similar al de Émile Zola en Francia.  Su obra más famosa, llevada al cine, es Los cuatro jinetes del Apocalipsis, obra famosa en Francia, Inglaterra y los Estados Unidos y duro ataque contra los alemanes.  Su impresionismo literario se ha comparado con la pintura de su amigo Joaquín Sorolla.
 


Rubén Darío

Los cuatro jinetes del Apocalipsis

Vicente Blasco Ibáñez
La música:

La música clásica española está representada por Pablo Sarasate (1844-1908) [violín], Francisco Tárrega (1854-1909) [guitarra], y los compositores Isaac Albéniz (1860-1909) [Iberia] y Enrique Granados (1866-1916) [Danzas españolas, Goyescas].  La música popular consiste de zarzuelas, ya sea como ópera española (zarzuela grande) o como opereta (género chico de uno o dos actos).  Los grandes compositores de música popular son: Tomás Bretón (1849-1920), con La Dolores y La verbena de la paloma (ésta última un gran ejemplo de género chico); Federico Moreno Torroba (1891-1982), con Luisa Fernanda; Pablo Sorozábal (1897-1988), con La del manojo de rosas, Don Manolito y Katiuska; Francisco Asenjo y Barbieri (1823-1894), con Pan y toros y El barberillo de Lavapiés (ambas zarzuelas grandes); Ruperto Chapí (1851-1909), con La revoltosa; José Serrano (1873-1941), con La Dolorosa y Los claveles y Amadeo Vives (1871-1932), con Doña Francisquita (zarzuela grande) y Maruxa (ópera).  En el siglo XX nace el flamenco como baile de aspecto teatral (Pastora Imperio, Carmen Anaya, Antonio Ruiz).  El cante jondo busca paralelos en la música árabe y africana (malagueñas, sevillanas, murcianas, peteneras, soleares, seguidillas, alegrías, debas, saetas).  Hay otros bailes acompañados de canto como la jota y la sardana


Cante jondo 
(canto)

Pastora Imperio 
(bailadora)

Flamenco 
(baile)

La sardana 
(baile)

La verbena de la paloma (1894) 
[género chico], 
Teatro Apolo, Madrid

Jota aragonesa 
(baile)
La arquitectura:

La arquitectura es ciudadana, burguesa y capitalista y se emplea en edificios públicos.  El estilo imperante es una imitación del eclecticismo barroco con líneas neoclásicas con decoraciones modernistas (curvas sinuosas, flores, hojas, figuras y cabezas de mujer con largos cabellos que nacen de la piedra).  La nueva arquitectura sirve para adornar las ciudades con vías y paseos. El máximo representante en arquitectura modernista es Antonio Gaudí (1852-1920), creador del templo de la Sagrada Familia, el parque Güell, el edificio Batlló y la Casa Milá en Barcelona.  Otros arquitectos eclécticos son: Luis Doménech y Montaner (1850-1923) y Enrique Saguier (1858-1931).

Bilbao, Euzkadi, España


Templo de la Sagrada Familia, Barcelona

Casa Batlló
La escultura:

La escultura modernista es marcadamente sensual, mezcla curiosa de realismo y simbolismo.  Dignos de mención son Ricardo Bellver (1845-1924) [Ángel caído, en el parque del Retiro en Madrid], Agustín Querol y Subirats (1860-1909) [Sagunto], Miguel Blay (1866-1936) [Eclosión], Josep Llimona [Desconsuelo] y Luis Doménech y Montaner.


Escultura fúnebre, 
Cementerio de Comillas, Cantabria, 
de Josep Llimona

Escultura fúnebre, 
Cementerio de Arenys de Mar, 
de Josep Llimona

Escultura fúnebre, 
Cementerio de Sitges, 
de Josep Llimona

La pintura:

La pintura española de esta época es realista romántica por un lado; impresionista por otro.  Entre los primeros se destacan Francisco de Pradilla (1814-1921) [Juana la Loca acompañando el cadáver de su esposo], José Moreno Carbonero (18650-1942) [Conversión del duque de Gandía], Ricardo de Madrazo (1841-1920) [Después del baño, Aliné con mantilla], Ignacio Pinazo (1849-1916) [El guardavías], Antonio Muñoz Degrain (1841-1922) [Los amantes de Teruel, Hojas caídas, Palomar andaluz, Espigaderas de Jericó, El buque fantasma, Drama en Sierra Nevada, Amor de madre].  Entre los impresionistas sobresalen los siguientes: Aureliano Beruete (1845-1912), Darío de Regoyos (1857-1913), Isidro Novell (1873-1911), Santiago Rusiñol (1861-1931) [Cipreses de Aranjuez], Joaquín Mir (1837-1940) [Cadaqués, La cala encantada, Segunda fantasía del Ebro], Joaquín Sunyer, Ramón Casas (1866-1932), Joaquín Sorolla (1863-1924) [Boulevard de París, Aún dicen que el pescado es caro, Provinces of Spain {en la Hispanic Society of América en Nueva York}].

Realismo histórico:


Juana la Loca acompañando el cadáver de su esposo, de Francisco de Pradilla

Impresionismo:


Joaquín Sorolla, Pescadora valenciana (1916)

Joaquín Sorolla, Antes del baño (1909)

Joaquín Sorolla, Niño con una bola

Página creada el
30 de marzo de 2004 por 
A. Robert Lauer 

arlauer@ou.edu
Última actualización: 
29 de marzo de 2006